Luis Vidales en Clave de Morse

Juan Manuel Roca

Narrtiva / "Cuando Luis Vidales era niño, Calarcá tenía cuatro palmos de luz en los costados de su plaza. Los carromatos llegaban cargados de café, de plátanos verdes que veía pasar... El viento agitaba las hojas donde pintaba un rebaño de nubes que exprimía a su antojo".

También te puede interesar...

Ver más
Letargo
Perla Suez
Ver más
La vieja casa de la calle Maracaibo
Maria Cristina Restrepo
Ver más
Historias de Perros
Iván Hernández
Ver más
La señora del perro
Anton Chejov